Manuel Dios: “Sería un gusto poder seguir dedicándome a la interpretación”

| MADRID |

Manuel Dios empezó su carrera como actor en el año 2001, con tan sólo 11 años. Desde entonces ha actuado en la serie Cuéntame cómo pasó, haciendo el personaje de Luis, amigo de la infancia de Carlos (Ricardo Gómez), Josete (Santiago Crespo) y Karina (Elena Rivera). Estuvo de forma permanente grabando hasta la novena temporada, y según avanzaba la historia ha ido apareciendo en algunos capítulos sueltos para reencontrarse con sus amigos en la ficción. También participó de la película Somne de Isidro Ortiz en el año 2005. Hemos tenido el placer de hablar con él sobre la trama actual de la serie de TVE y para conocer un poco más al actor en sí.

foto-florencia– Manu, ¿Cómo fue tu primer casting?

Recuerdo que mi primer casting coincidió un 24 de mayo del año 2000, justo el día de mi cumpleaños. De hecho fue como un regalo de cumpleaños que mis padres me dejasen participar porque en principio se mostraban un poco reacios a que acudiese a ese tipo de pruebas siendo tan pequeño. El casting en sí no fue nada del otro mundo, memorizar algunas secuencias que posteriormente se grabarían en la serie e interpretarla delante de las cámaras.

 

Sigue leyendo

Internet para darse a conocer en masa a la sociedad

¿Cuántos de vosotros no habéis visto alguna vez vídeos de los llamados ‘youtubers‘?

Estas personas ‘anónimas‘ que cuelgan en Youtube sus vídeos caseros y que acaban teniendo millones de visitas (y obviamente mucho, mucho dinero). Hablan sobre temas que les gustan (o que no) o temas actuales en la sociedad, dando su opinión y diciendo verdades como puños.

Aunque dentro de este grupo, generalmente también se incluye a aquellos que se muestran cantando o enseñando a hacer algo, por ejemplo, maquillarse o peinarse en el caso de las chicas. En mi opinión, a estos no los considero ‘youtubers‘. Si bien tienen un montón de visitas y alguno que otro se hace famoso (ahí tenéis a Justin Bieber), digamos que no está dando su opinión al mundo. No todos tienen los huevos para opinar sobre algo de forma pública, digo, taaaan pública. Lo que me gusta de esta gente es justamente eso.
Y que lo hacen de una forma graciosa, utilizando parodias.

Sigue leyendo