Crítica: Caso de éxito

| BUENOS AIRES |

Me ha pasado en cine eso de tener la oportunidad de ver dos películas seguidas, y si las condiciones lo permiten es agradable que en una salida con amigos, familia o con quien sea se pueda repetir la experiencia y seguir con el entretenimiento. En esta ocasión me ha tocado hacer una doble teatral y a mucho gusto he podido disfrutar de dos musicales, Caso de éxito y Ni vivos ni muertos. Comienzo la reseña con la primera obra vista que ha sido Caso de éxito, un muy divertido musical que nos trae la historia de los Kabum y su empresa de artículos sanitarios, una comedia original que le ha valido 7 nominaciones a los Premios Hugo del teatro musical.

casodeexito

La suerte de una empresa familiar de sanitarios da un vuelco cuando una multinacional decide financiarle una mega campaña publicitaria. Entre traiciones y bidets, los personajes luchan por obtener el éxito, la felicidad y, en la medida de lo posible, las dos cosas juntas.

La obra comienza presentando a tres peculiares publicistas con mucha ambición, a los que se les encarga sabotear una marca de la competencia de sus clientes, haciendo que unos denominados “chocolates kabum” sean un rotundo fracaso. Tras analizar, cantar y bailar sobre la forma en la que van a realizar esa tarea, descubren por casualidad que existe una empresa familiar de artículos para el sanitario con el nombre de Kabum, así que deciden buscar la forma de lanzar la empresa sanitaria al estrellato para eliminar a la competencia sin importar el ridículo que ocasione esta campaña. Para ello envían a Andy (Juan Pablo Burgos) que por medio de Lila Kabum (Sabrina Samiter) logra adentrarse en el negocio y así llevar a cabo su plan, pero el problema es que Andy termina encariñándose de la familia y sobre todo de Lila, distrayéndole de su objetivo inicial. La historia en sí es simple, pero original y absurdamente divertida, donde la más joven de los Kabum intenta sobresalir más allá de ser una encargada del negocio familiar. La llegada de un nuevo pasante provoca que sus ideas puedan funcionar para llevar adelante la empresa en el medio de la comunicación y poder sentirse realizada aunque sea mediante engaños. Su relato logra ser conmovedor en cuanto a sus sueños, y la relación de esta nueva pareja y la familia. Todo esto sin perder el humor que se encuentra presente en esta desopilante historia.

En cuanto al elenco cabe destacar a cada uno de los integrantes de Caso de éxito que han realizado un trabajo excepcional en este musical demostrando su capacidad de interpretación, trayendo el humor como eje principal en la obra. Si pensamos en la historia, los personajes con mayor presencia son los de Andy y Lila, en ellos radica el interés de la obra mediante la relación, unida por sus objetivos personales que irán cambiando con el paso del tiempo. En estos personajes hay química y talento, y no es para menos que se le hayan nominado a los Premios Hugo por su interpretaciones.

El trabajo de dirección ha valido en muchos aspectos, como la buena utilización de los espacios, la iluminación y la música. Esta ha sido esencial en esta puesta, como pasa siempre en este género, las letras en las canciones forman parte de la misma historia siendo un elemento fundamental en el relato. Así como la obra, las canciones se encuentran cargadas de humor cuando el momento lo requiere, una buena noticia es que este espectáculo sacará un CD con la música de la obra, algo que en mi opinión me gustaría que lo hicieran todos los musicales.

Caso de éxito es una original y muy divertida obra musical donde conoceremos a los Kabum, en una historia que no se irá a correr por el sanitario. Un espectáculo del off cuyas nominaciones a los más conocidos premios del teatro musical están más que merecidos. Una historia para pasar un muy buen rato con lo mejor del teatro independiente.

Calificación: 9/10

FICHA TÉCNICA

Actúan: Marcelo Andino, Juan Pablo Burgos, Jorge Maselli, Gustavo Monje, Analía Riamonde, Sabrina Samiter y Nahuel Quimey Villarreal.
Libro y Letras: Ignacio Olivera
Música y Letras / Dirección Musical: Juan Pablo Schapira
Coreografía: Iñaki Agustín
Dirección General: Marcelo Albamonte
Diseño de Escenografía: Jorge Maselli
Diseño de Luces: Juan Ignacio Monserrat
Diseño y realización de Vestuario: Jorge Maselli / Beatriz Pertot
Objetos y utilería: Giselle Lalo
Postizos: Vanesa Soraya Ceccherelli
Asistencia de dirección: María Candelaria Olivera / Darío Gómez
Diseño Gráfico: Thomas Hartl / Alejo De Cristóforis
Fotografía y video: Juan Ignacio Coda

Funciones: Sabados 18:30 hs

Daniel Alvarez

 

Deja un comentario