Crítica: Creed. La leyenda de Rocky

| MADRID |

Ryan Coogler dirige este spin-off de la saga de Rocky protagonizada por Sylvester Stallone -que participa también como productor- y que tiene a este como uno de los protagonistas junto al joven Michael B. Jordan.

Sinopsis

Adonis Johnson no llegó a conocer a su padre, el campeón del mundo de los pesos pesados Apollo Creed, que falleció antes de que él naciera. Sin embargo, nadie puede negar que lleva el boxeo en la sangre, por lo que pone rumbo a Philadelphia, el lugar en el que se celebró el legendario combate entre su padre y Rocky Balboa. Una vez allí, Adonis busca a Rocky y le pide que sea su entrenador. A pesar de que este insiste en que ya ha dejado ese mundo para siempre, Rocky ve en Adonis la fuerza y determinación que tenía su enconado rival, y que terminó por convertirse en su mejor amigo. Finalmente, acepta entrenarle a pesar de estar librando su propio combate contra un rival más letal que cualquiera a los que se enfrentó en el cuadrilátero.

Crítica

A pesar de que el rol del personaje de Rocky Balboa cambia en este spin-off, sigue teniendo un papel muy importante en la historia. Considero que es la película en la que podemos ver a Stallone más dramático que nunca y verlo desempeñar las funciones como actor a la perfección, pese a las malas críticas que recibió en sus comienzos sobre sus trabajos, le hizo recibir el Globo de Oro como Mejor Actor de Reparto.

El joven actor Michael B. Jordan hace un excelente trabajo de interpretación en el ámbito del boxeo como para la vida de su personaje Adonis Creed, hijo de uno de los grandes del boxeo. La dupla Jordan-Stallone se compenetran muy bien para contar la historia, que es la lucha por tratar de ser uno mismo y hacer lo que te hace feliz, sin importarte lo que opinen porque nadie más que tú sabe como llegaste a ser lo que eres. La intención de hacernos reflexionar sobre nosotros mismos es ineludible. Ambos personajes se enfrentan con el enemigo -que a veces parece ser uno mismo- e intentarán superar sus miedos poniendo el cuerpo a cuerpo.

Creo que el guion de Creed. La leyenda de Rocky queda enriquecido con el montaje escénico que se determinó para rodar la película, visualmente es muy bonito y alentador ver como combaten contra sus oponentes.

Ana García

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.