Crítica: El becario

El becario (The Intern) es una película estrenada en 2015, dirigida y escrita por Nancy Meyers. El reparto principal lo encabezan Robert De Niro y Anne Hathaway, acompañados de Rene Russo, Nat Wolff, Drena De Niro o Adam DeVine (conocido por The Modern Family).

Una mujer joven que lidera un exitoso negocio online dedicado a la moda acepta a regañadientes que la compañía contrate, como parte de un programa laboral, a un hombre de setenta años como becario senior, que acaba trabajando directamente para ella como su ayudante. Esto no le parece buena idea, sin embargo, poco a poco irá dándose cuenta de lo indispensable que puede volverse para la empresa.

Crítica

Robert de Niro, conocido por su personaje de El Padrino II, interpreta a un becario senior, cuya vida personal se encuentra paralizada por una rutina aburrida después de disfrutar de un viaje largo e intenso. Para darle un nuevo aire a su vida decide integrarse como becario en la empresa de moda dirigida por una mujer.

La historia habla de una multitud de temas relacionados con el trabajo o la vida familiar, o de cómo esta se puede ver interrumpida por el exceso de trabajo. Jefa y becario son simpáticos de cara a la interpretación de sus personajes y la película es interesante  contándonos las historias y relaciones entre los trabajadores de la empresa.

Divertida en algunos puntos y entretenida, con un toque de sensibilidad emocional y dramatismo, consigue ser en conjunto una historia grata de ver. Todo aquel que sea su propio jefe, trabaje y/o tenga familia se podrá sentir identificado y puede reflexionar si está de acuerdo o no con las decisiones que toman los personajes principales durante su trayectoria profesional. A mí, desde luego, me sigue atrayendo la idea de ser mi propio jefe, en este caso, jefa.

Nota: 7/10 

Ana García

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.