Crítica: El frasco

| BUENOS AIRES |

Esta semana nos ha tocado presenciar una nueva obra del off que se exhibe los domingos en el Espacio Cultural Urbano, se trata de la obra El frasco, una historia que se centra en la venganza de alguien que lo ha perdido todo y que no podrá irse en paz hasta que cada uno de los culpables de su pesar puedan ayudar a liberar su alma atormentada.

El frasco_FLYER baja

Con la excusa de redimirse con sus antiguos compañeros de trabajo, David los cita a una cena. Cinco ladrones, tipos pesados que se reencuentran para partir el pan y compartir el vino. Pero ellos rompieron su alma y quebraron su espíritu. Ahora él quiere mostrarles la verdad de lo que son. Y reclamar los fragmentos de vida que le robaron.

La obra comienza con David, quien prepara una cena a la que vendrán personas con las que deberá saldar cuentas pendientes. Lo vemos muy preocupado de que su plan salga a la perfección, aunque el público aún desconoce los motivos de la obsesión que tiene hacia sus invitados y de la velada que preparó. Los invitados son cuatro hombres que conocen perfectamente a David, ya que han formado un equipo en la realización de trabajos delictivos, algunos de ellos se asombran por el encuentro mientras que otros miran con sospecha los motivos reales por el cual se armó esta cena. Resulta que estos personajes han arruinado la vida de David, siendo el único del grupo que ha sido encarcelado y ahora los usa para vivir los momentos que él ha perdido teniendo a sus supuestos amigos amenazados al poner en peligro a sus seres queridos.

En esta puesta se desprenden dos líneas argumentales, una es el plan de venganza entre David y sus antiguos compañeros que deben seguir el juego usando el instinto de supervivencia al ser amenazados; y la otra línea es la que muestra la posibilidad de que el personaje principal y el más afectado pueda revivir mediante la representación teatral los momentos que él ha perdido mientras estuvo detenido, siendo el nacimiento de su hijo el más importante de ellos. La obra juega perfectamente con los recursos que posee, como la locura de aquella alma atormentada y el desconcierto de los demás personajes a medida que se van destapando sus más oscuros secretos, dejando como cierre la necesidad de matar las partes que no dejan a uno ser libre para poder irse en paz.

Esta obra se compone de un cuidadoso trabajo actoral, cada personaje esconde una personalidad definida y diferente. Es David quien con su locura dirige el comportamiento de los demás a medida que sus secretos salen a la luz. Todos realizan un excelente trabajo cuando son parte de ese juego teatral que se hace para recuperar el tiempo perdido de David, pero que también está hecho para desatar la furia de los demás, no en plan de venganza, sino en el plan de aturdirlos con el fin de callar sus voces.

El Frasco es una intensa e interesante historia sobre un hombre que necesita revivir el pasado para poder ser libre y que arma un suspicaz juego teatral para lograrlo. Es una puesta con notorias actuaciones que llena al espectador de intriga y suspenso, y que es una obra que tiene la particularidad de estar inspirada en una canción de la banda uruguaya “La vela puerca”. Todo esto la convierte en una excelente opción para disfrutar de una noche de buen teatro con una historia que deja mucho para pensar.

Ficha técnica

Dramaturgia: Bruno González

Actúan: Lucas Aldasoro, Matías Asenjo, Julián Mengido, Mauro Rey, Lucas Sulpizi

Músicos: Uriel Arcángel Crosta, Gerónimo Luis González

Diseño de Espacio: Betania Rabino

Diseño de luces: José Ignacio Ponce Aragón

Fotografía: Daniela Castelo

Asistencia de dirección: Cristian Trigueros

Arreglos musicales: Uriel Arcángel Crosta, Gerónimo Luis González

Cata de vino: Amantes del vino

Producción: Juan Pablo Rabino

Prensa: Octavia Comunicación

Dirección: Bruno González

Funciones domingo de junio 21:00 hs (20:30 hs cata de vino) en Espacio Cultural Urbano (Acevedo 460, CABA). Entradas: $200 / Desc. jubilados y estudiantes: $150. Reservas: 4854-2257

Daniel Alvarez

Deja un comentario