Crítica: Las ventajas de ser un marginado

Las ventajas de ser un marginado es una película de 2012 dirigida por Stephen Chbosky y protagonizada por Logan Lerman, Ezra Miller y Emma Watson, que cuenta la historia de Charlie, un chico tímido que se enfrenta a un nuevo cambio en su vida, el instituto.

las-ventajas-de-ser-un-marginado-cartel-1

Charlie es un chico marginado, es muy listo pero muy tímido y le cuesta hacer amigos. Suele escribir cartas a un amigo anónimo para desahogarse contándole sus problemas.

Además, va a comenzar el instituto que es otro nuevo cambio para él, y ha decidido que no seguirá siendo un marginado. No empieza bien, pero a los pocos días conoce a Patrick, un chico del último curso que está repitiendo –un chico raro por su aspecto físico-, y a su hermanastra Sam, una chica muy guapa.

Ellos serán quienes lo integren en su grupo de amigos, haciéndole partícipe de las historias de sus vidas, sus amores, sus alegrías y sus decepciones. Charlie también está en esa edad, y trata de enfrentarse a su primera cita, entre otras cosas.

Con la ayuda de sus nuevos amigos Charlie consigue ser un chico diferente, es tratado por igual en su grupo y aprende junto a ellos a vivir y a hacerse mayor.

La trama principal está apoyada por otros temas secundarios: la homofobia, el amor, el sexo o las drogas. Cada personaje es diferente y el espectador se puede sentir identificado con uno de ellos o incluso con varios. Los 3 amigos aprenden a entender al otro, a escucharse, a darse consejos y de esta forma, consiguen arreglar los pequeños problemas que les surgen durante su adolescencia.

Una película con un guion sólido, que dice lo que quiere decir sin rodeos, utilizando el método del flashback en la historia para revelar un misterio del protagonista,  explicando con eso el motivo por el que era más retraído que los demás a la hora de relacionarse.

El actor protagonista, Logan Lerman, interpreta y transmite muy bien la historia de su personaje, y aunque el diálogo es bastante considerado durante toda la trama, me gusta mucho cuando interpreta gestualmente.

El personaje de Patrick interpretado por Ezra Miller, es el que más me gusta, supongo que porque su personaje rompe con los estereotipos, al menos el que yo tenía cuando vi por primera vez la película.

Y Emma Watson, conocida por su personaje en la saga de Harry Potter, da una imagen a su personaje de chica compasiva pero, a su vez, directa y con las cosas claras. Este es su segundo proyecto después de las 7 películas del mundo mágico de Hogwarts.

Calificación: 9/10

Ana García

Deja un comentario