Crítica: Los imprevistos del amor (Love, Rosie)

Love, Rosie o Los imprevistos del amor

love-rosie-4904

Love, Rosie. Esta película británica del 2014 dirigida por Christian Ditter está basada en la novela de Cecelia Aherm, Donde termina el arco iris. No suelo hacer críticas de películas que veo en la tele en mi tiempo libre, pero esta me encantó.

Rosie (Lily Collins) y Álex (Sam Clafin) son dos jóvenes que conservan una amistad desde su niñez, en la que se contaban sus secretos y sus sueños más extraños. En el último curso del instituto y previo ingreso a la universidad, planean irse juntos a la misma ciudad.

En el baile de final de curso, ambos deciden ir acompañados de otras personas. Álex con Bethany y Rosie con Greg, el guaperas del curso. Ella acaba teniendo una noche de locura y se queda embarazada de Greg. A partir de aquí todos los planes hechos por Rosie cambian inesperadamente, y decide no contarle a Álex que va a ser mamá para no retenerle y cambiar sus planes. En la película hay muchas elipsis y en el transcurso de la historia, Rosie toma decisiones, equivocadas en algunos casos, mientras cuida de su hija Katie. Álex vuelve de Boston para visitarla porque se había enterado de su embarazo y propone ser el padrino de la pequeña.

Es una historia de comedia romántica en la que estos dos amigos acaban dándose cuenta de que están enamorados. Solo que para entender el comportamiento de ambos durante toda la película es necesario no saltarse una escena de los primeros diez minutos. Suceso que se acaba explicando cuando está por acabar y es ahí donde entendemos porque actúo así Álex en su momento, y que era lo que no sabía Rosie.

A pesar de los años y el tiempo que vivieron lejos, acaban juntándose de nuevo, aunque después de haber estado con varias personas los dos. Más maduros y más conscientes de la situación, deciden superar sus miedos declarando sus sentimientos.

Una buena película para pasar una tarde de entretenimiento. Una duda que me ha surgido sobre el rodaje y no he conseguido encontrar respuesta, es si la rodaron de forma continua o esperaron algún tiempo. Lo digo porque la caracterización de los protagonistas según va pasando el tiempo me parece real, no es que no note realmente que han pasado 12 años, pero si lo han realizado con maquillaje está muy bien conseguido. Cambiar el aspecto de ambas personas me ha parecido razonable.

No he leído la novela en la que está basada, pero a la película le voy a dar un 7 sobre 10, porque no es para tirar cohetes, pero está bien contada y muy bien usado el juego del tiempo.

Nota: 8/10 

Ana García

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.