Crítica: No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

| MADRID |

Este es el título de la película adaptada de la novela homónima de Laura Norton. La versión cinematográfica No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas cuenta, aparte de con un título original y divertido a decir verdad, con las actuaciones encabezadas por Verónica Echegui y Álex García, dirigidos por María Ripoll.

no-culpes-al-karma-de-lo-que-te-pasa-por-gilipollas

Sara es una chica que trabaja en su tienda de plumas, pero este negocio hace mucho tiempo que no le va bien. Y por si las cosas en el trabajo no fueran suficiente, le llega la noticia de que su hermana se casa sin la aprobación de sus padres, por lo que acaba instalándose sin previo aviso en su casa. El padre de Sara también se apunta como integrante de la nueva casa familiar. Se ha enterado de la infidelidad de su mujer y no puede convivir con ella. Después de tener reunida a casi toda su familia, llega el que será el esposo de su hermana, Aarón, amor platónico de Sara durante la época del instituto.

Sara no tuvo nada con él cuando eran adolescentes, pero le gustaba mucho. Después el chico desapareció y ella estuvo con varios hasta que encontró a Roberto, el chico con el que planea una futura vida familiar. Y es que Sara es una persona a la que le gusta planear todo para que salga bien.

El guion adaptado se basa constantemente en abordar situaciones absurdas pero totalmente previsibles desde el punto de vista del espectador. Una comedia romántica, construida con demasiados tópicos empedernidos, irreales y ficticios… pero como es una película española igual funciona, porque gusta. Somos así. Creo que no nos gusta salirnos de la moda estipulada para hacer comedia en el cine español. Cambiamos algo del “estilo” y nos arriesgamos a que ya no tenga una buena crítica o recaudación en taquilla, que al final es lo que interesa.

He leído comparaciones de esta película con la de Ocho apellidos vascos (Emilio Martínez Lazaro) -también comedia y española- y desde mi humilde opinión, no tiene punto de comparación. Los temas principales tratados en la de Ripoll son el amor y la familia, unidos a un hilo permanente de indecisiones del que se tira para resolver los reiterados inconvenientes, sin embargo, en la película dirigida por Martínez Lazaro la trama se basa en el amor utilizando la comedia, pero saltándose lo establecido, se sirve de situaciones reales para hacer algo imprevisible y cómico.

Volviendo a nuestra peli y nuestros actores, la interpretación de Verónica Echegui no me ha llegado, hiciera lo que fuere, me daba la sensación de que no me transmitía nada de lo que vivía su personaje. Álex García sí que me parece que ha hecho un buen trabajo actoral, a pesar de los elementos que hacen tan cargante esta comedia.

Destaco también la banda sonora y musical que ameniza toda la historia de principio a fin. La canción del final es hasta pegadiza si la escuchas algo más de lo normal. No todo iba a ser malo.

Si estás de bajón y quieres echarte unas risas, te la recomiendo. Podrás ver que la vida en las películas la cosa puede ir de mal en peor, y tus problemas se habrán olvidado, al menos, por un rato.

Ficha:

Director: María Ripoll

Guion: Carlos Montero, Breixo Corral (Novela: Laura Norton)

Música: Simon Smith

Fotografía: Pau Castejón

Reparto: Verónica Echegui, Álex García, Alba Galocha, David Verdaguer, Jordi Sánchez,James Williams, Elvira Mínguez, Cecilia Freire, Lucía Caraballo, Iván Montes,César Maroto, Elena Coronel, Denisse Peña, Uma Karina, Sara Sierra

Productora: Zeta Cinema / ON Cinema

Ana García

Deja un comentario