Crítica: Pasares

| BUENOS AIRES |

Cómo encontrar la felicidad después de un adiós

El estado de ánimo del espectador es un factor importante en cuanto a la percepción que tendrá hacia una obra de teatro o cualquier tipo de historia que pueda visionar en un medio audiovisual, más allá de la calidad y el género que un proyecto te pueda ofrecer. En estos casos este factor puede añadir o limitar las emociones que pueda llegar a producir. Es una reflexión que me he tomado el atrevimiento de agregar, porque en esta ocasión digamos que personalmente no me sentía en un momento para recibir las emociones que la obra Pasares me quería transmitir, y que aun así ha logrado tocar esa fibra sensible con tal naturalidad en una historia coral donde el devenir de las personas es el conflicto principal que nos plantea.

pasares

Se trata de un melodrama que invita al espectador a vivir a flor de piel historias de amor,  encuentros, despedidas y pérdidas. El público no podrá escapar a identificarse con Pasares que, llena de emociones, se convierte en vivencias de cómo sobreponerse al dolor.

Las escenas ocurren entre distintos acontecimientos históricos que abren el juego dramático contextualizándolo en épocas y sucesos trascendentales para el país.

Los once personajes transitan situaciones desgraciadas que deberán afrontar con entereza. Viven intensamente el vacío del amor, la posibilidad del cambio, los miedos y la esperanza. Porque después de todo hay una “esperanza detrás del adiós”.

Se puede decir que Pasares es una obra de emociones y de personajes, un relato sobre seres humanos que no logran encontrar su lugar en el mundo, donde el adiós resulta ser un obstáculo que les impide seguir adelante con sus vidas, pero que abre paso a la esperanza para que todo pueda ir bien. Para esta historia cambiaré un poco el formato de la reseña con la intención de poder analizar sobre lo qué es y refleja este proyecto.

  • Se trata de una historia coral, donde cada uno de los personajes tienen protagonismo en su propio relato, el cual se ve entrelazado por un conflicto general que los une aunque lleguen a cruzarse o no. El conflicto principal de esta obra es el adiós y en consecuencia el miedo a la soledad. Cada uno de los personajes presentados tienen su historia en el que se refleja esta problemática, vemos como todos intentan afrontar esta realidad y encontrar el camino a la felicidad que tanto buscan.
  • Las emociones son el recurso principal como disparador del conflicto, los personajes se ven dominados por las emociones y es lo que hace interesante a esta obra. Las historias presentadas son comunes y universales, como el amor a la familia, el abandono de un amor por ir en busca tus propios sueños y el inevitable adiós por una pérdida sin retorno, entre otras cosas. La puesta busca la identificación, quizá no tanto en las historias en particular, pero sí en el sentimiento que pueden provocar cada una de ellas.
  • El contexto histórico forma parte de una línea argumental que le da un mejor sentido al relato, la época utilizada es la de la última dictadura militar, aunque no es una historia sobre este proceso sino que se utiliza ese recurso para que el espectador pueda reconocer dónde se encuentran parados los personajes en relación al contexto social del momento. La obra transcurre entre los años 1976 a 1983, en el cual se utilizan recursos como informes de los medios en momentos cruciales tanto para los personajes como para la sociedad. La forma en que se encuentra planteado el contexto histórico es efectivo, ya que no interfiere en el conflicto principal de la obra que podría haber sido trasladada a cualquier época con algunos cambios en el guión, por lo que se ha logrado una mirada interesante y acertada sobre ello.
  • Si se va a realizar una obra donde las emociones son el punto más fuerte, es necesario que su elenco pueda transmitir lo que se quiere brindar, y en este caso Pasares ha brindado mucho sobre ello. Como había mencionado antes, cada personaje tiene su historia y sus propios conflictos y los actores pudieran denotar eso cuando su presencia lo requería. Algunos personajes tendrán su espacio en mayor o menor medida, pero en general todo se muestra con un justo equilibrio para concentrarse en el problema. Puedo decir que algunas historias quizá no se han podido cerrar de manera completa y que se deja a la libre interpretación, son detalles que a mí no se me han escapado pero que en líneas generales el círculo ha sido bien cerrado.
  • Sin adelantar su desenlace, se debe reconocer que se ha encontrado la manera justa de hacerlo, es difícil terminar una historia coral donde todos los personajes tienen la misma importancia dentro de la obra y aunque se presenta de una forma donde sus historias se encontraban cruzadas, cada uno de ellos pertenecía a un mundo distinto, el de sus conflictos personales. Tal es así que si la obra le daba protagonismo a todos los personajes dentro de un mismo conflicto, su desenlace debía ser equitativo para todos y así se ha mostrado, de una forma peculiar y original.

En conclusión, Pasares es una obra sobre las emociones, una historia coral donde los personajes intentan encontrar su rumbo ante la problemática del inminente adiós y su consecuente soledad. Logra transmitir lo que quiere gracias a sus buenas actuaciones, el trabajo de dirección que ha sabido encontrar el ambiente perfecto para su narración y su más que correcto desenlace. Es una obra que parece resultar dramática, pero no es su objetivo principal, sino lograr el disfrute en esta búsqueda de la esperanza a través del adiós.

Ficha Técnica:

Intérpretes: Mariano Carabajal, Carlos Castro, Ana González, Mariana Moschetto, Lola Nuñez, Miguel Restrepo, Dolores Riera, Jimena Romero, Macarena Spinelli, Sofía Stafforini, Gustavo Vacca.

Dramaturgia: Juan Ignacio Acosta V

Escenografía: Dolores Riera, Juan Ignacio Acosta V

Realización de escenografía: Silvio Falasconi

Coreografía: Mariana Moschetto

Vestuario: Zulima Domínguez

Iluminación: Ariel Mendieta

Colaboración en sonido: Darío Verta

Fotografía: Alejandro Carmona

Asistente de dirección: Gabriela Bankier

Coach actoral: Virginia Magnago

Dirección general: Juan Ignacio Acosta V

Localidades $180 General | Jubilados y estudiantes $150 Funciones: domingos 20:30hs en el Teatro La Tertulia (Gallo 826)

Daniel Alvarez

Deja un comentario