Critica: Rocky I

| MADRID |

Rocky Balboa. El potro italiano. Es el boxeador inventado por Sylvester Stallone para la primera película de este personaje que fue dirigida por John G. Avildsen y estrenada en 1976.

Rocky es una persona de aspecto fuerte, pero de carácter alegre, simpático, protector. Un hombre joven que sueña con ser boxeador profesional y que pone su esfuerzo para poder llevar a cabo su meta. Vivir de lo que le gusta.

La película aunque se centra en el tema del boxeo habla también de los objetivos de las personas, de como tratamos de ir hacia nuestros sueños superando los inconvenientes. Podemos ver un claro ejemplo de superación personal en ese sentido con Rocky Balboa, quien poco a poco va saliendo de la vida que tenía con su hobby de boxeador para adentrarse completamente en esa profesión.

Y lo consigue gracias al sacrificio y al esfuerzo, la valentía, el amor y la amistad. Un guión que mantiene la línea dramática con tonos humorísticos y representa la historia de ficción de este luchador que logra hacerse conocido internacionalmente en el mundo del boxeo. Muy bien acompañado de grandes actores como Burgess Mereditho Talia Shire, en sus roles de mentor y amante, respectivamente. Todos los aspectos de producción y rodaje que se han conocido después del estreno sirven incluso para darle más importancia a la forma de rodar la película, como el hecho de prescindir de extras porque salía más económico, por ejemplo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.