Crítica: Shrek el musical

| BUENOS AIRES |

Una fiesta en el pantano

Para quienes me conocen,  el gusto particular que tengo por el género musical ya es algo que todos saben y si no es así, siempre trato de remarcarlo en mis reseñas. En esta ocasión voy a hablar de Shrek el Musicaladaptación del musical del Broadway que está basado en la conocida historia del ogro verde, que tuvo su primera aparición en cines por el año 2001 de la mano de Dreamworks. Esta obra regresa al Teatro Maipo aprovechando las vacaciones de invierno para atraer a los más chicos, pero que aun así, es una gran propuesta que ha sorprendido con su nivel de producción y talento de sus artistas, atrayendo también a los amantes del musical y al público en general.

13731450_498616167005490_6303543232906378682_n

Shrek, el ogro más carismático y famoso del cine de animación enfrenta junto a su leal amigo Burro, el desafío de rescatar a la bella princesa Fiona de la torre medieval en la que está encerrada hace años, custodiada por una temible y romántica dragona.

Lord Farquaad, regidor de Duloc -un pueblo aburrido y perfecto en donde nadie es ¨distinto¨- necesita casarse con una princesa para convertirse en Rey y le ha encomendado a Shrek, la misión de rescatar y traer a su palacio a la princesa elegida a cambio de darle para siempre la posesión de su pantano y dejarlo vivir allí, solo y en paz para siempre.

Tanto Shrek como muchos otros entrañables personajes de cuentos de hadas están siendo perseguidos y desterrados por el ejército de Farquaad, que los llama despectivamente ¨freaks¨ (¨fenómenos¨), y los desprecia por ser ¨diferentes¨. Pinocho sufre sabiéndose de madera y se lamenta junto a sus amigos por su suerte, hasta que, de a poco, todos descubren que la verdadera fortaleza está en la diferencia y en la aceptación de la propia identidad.

Cuando Shrek descubre esa fortaleza en sí mismo, comienza a creer que hasta él, a pesar de ser un ogro, puede lograr cumplir sus sueños, y tal vez -por que no- ser merecedor del amor de Fiona, una princesa encantadora, soñadora y sorprendente.

¿Un ogro y una princesa? ¿Es tan descabellado pensar en una historia de amor que rompa con todos los códigos de perfección de los clásicos cuentos de hadas?

Este musical nos presenta la historia de la primera película, donde Shrek debe realizar la tarea de rescatar a la princesa Fiona para poder recuperar su pantano, que ha sido invadido por personajes de cuentos desterrados por Lord Farquad. Debo creer que quiénes vayan a ver la obra seguro conocen la historia del ogro verde, una película que ha servido para parodiar las historias de los cuentos de hadas, donde el protagonista es un personaje al que los cuentos lo han destinado como un villano, y que al final no todos son en realidad como se les ha descrito. Para los que aun no vieron la película, es un buen momento para verla, este musical es una gran opción que mantiene la esencia de su historia sumada a un gran despliegue musical, divertidos gags y excelentes actuaciones que hacen de Shrek una obra para divertirse como si estuvieras dentro del pantano.

Los encargados de interpretar a los personajes principales son figuras conocidas dentro de lo que es el teatro musical, Pablo Sultani es Shrek, aquel actor también reconocido por la serie Violetta se mete en la piel de este ogro no tan aterrador, su simpatía se demuestra luego de toparse con Burro y conocer a la princesa Fiona, que termina convirtiéndolo en un ser querible y el actor lo representa a la perfección. Melania Lenoir es Fiona, la princesa encerrada en el castillo a la que deben rescatar y que comienza una amistad con Shrek porque al parecer no son tan distintos. Lenoir es una de las grandes damas del musical y su personaje le calza perfecto, mostrando a una princesa de por sí simpática, pero a la vez gruñona, de malos hábitos y muy bipolar. Su personalidad llena de diversión, y cabe destacar el imponente registro vocal que tiene esta artista que es para admirar. Aunque el nivel de los artistas sea alto en general, muchos se quedarán impresionados con un personaje en general -como ha pasado también en la película- es el nuevo amigo de Shrek quién termina captando gran parte de la atención. Talo Silveira hace a un Burro magnífico, que si bien se asemeja mucho al personaje del film, este tiene un estilo propio muy bien adaptado para esta versión, y es quién acapara todas las risas en la mayor parte del tiempo. En la película le ponía la voz el actor Eddie Murphy, con muchos chistes de referencias otros musicales, a costumbres argentinas, entre otras cosas.

No hay que olvidarse de Roberto Peloni, una de las revelaciones del momento que interpreta a Lord Farquaad, aquel pequeño villano de la historia, tengo que destacar el difícil trabajo que ha realizado en estar de rodillas para dar la apariencia de un enano y así actuar, cantar y bailar de manera eficaz. Este musical se completa con personajes destacados como Pinocho, “los freaks”, Dragona y otros más dentro de un excelente ensamble que requieren este tipo de comedias musicales.

En cuanto a los aspectos técnicos nada se le puede reprochar a Shrek, la escenografía es notable y sus cambios son constantes, recreando a la perfección los distintos escenarios que se presentan en la historia como ya vimos antes en la película. También se ha hecho un buen trabajo en cuanto a vestuario y maquillaje, caracterizando eficazmente a los personajes, sobre todo a Shhek, el personaje más difícil de determinar. Esto se complementa con la divertida historia y las buenas interpretaciones para brindar un espectáculo de calidad llamando la atención de los más pequeños y que sorprende a los más grandes. Los números musicales son acertados en todos sus aspectos e invitan al publico a aplaudir al ritmo de las canciones y además, regalan al espectador una sorpresa hacia el final, así que no se apuren al finalizar para irse.

Shrek, el musical es una excelente propuesta familiar, una obra que gustará a todo el público, aunque en especial a los mas pequeños y a los amantes del genero. Su producción es imponente tanto en los aspectos técnicos como en el talento de los artistas de este musical traído de Broadway, y que se presenta nuevamente en el Maipo con motivo de las vacaciones de invierno, ideal para ir en familia.

Calificación: 9/10

Ficha técnica:

Adaptacion Nacional: Marcelo Kotliar y Carla Calabrese
Libro Original Y Letras de Canciones: David Lindsay-Abaire
Musica Original: Jeanine Tesori

Protagonistas
Pablo Sultani (Shrek) – Mela Lenoir (Fiona) – Roberto Peloni (Lord Farquaad) – Talo Silveyra (Burro) – Andres Bagg (Pinocho) – Mariu Fernandez (Galletita Gingy)

Maia Contreras (Dragona)
Sabrina Artaza (Hada Madrina)
Gimena Gonzalez (Bruja Malvada)
Sebastian Prada (Lobo)
Mariel Percossi (Fiona Adolescente)
Florencia Anca (Caperucita)
Tomas Martinez (Peter Pan)
Manuel Victoria (Conejo Blanco)
Luis Podesta – Mariano Zito – Pedro Velazquez (Los 3 Chanchitos)
Pequeñas Fiona : Martina Haissiner, Victoria Montechiari y Mia Saguier
Mariano Taccagni (Papá oso)
Agustin Perez Costa
Juan Jose Marco
Emanuel Robredo
Pilar Muerza
Micaela Pierani
Romina Cechettini

Carla Calabrese (Direccion y Puesta en Escena)
Gaby Goldman (Direccion Musical)
Alejandra Rappazzini (Coreografias y Asistencia de Direccion)
Ana Carfi (Direccion Vocal)
Mercedes Alfonsin (Direccion de Arte)
Escenografia Matias Sasaki
Vestuario Alejandra Robotti
Maquillaje y FXProsthetics German Seres

Equipo de Produccion :Sergio Albertoni y Nachi Bredeston
Produccion: The Stage Company

 

Daniel Alvarez

Deja un comentario