Crítica: Vigilia, ópera prima de Julieta Ledesma

| BUENOS AIRES |

Sinopsis

“Santiago regresa a su casa paterna. En el campo, su familia está padeciendo una gran sequía. Su padre Ernesto, lo recibe a punta de pistola mientras que su perro Arón lo protege imponiéndose amenazante contra su padre. Ernesto decide, en contra de la voluntad de su hijo, sacrificar al perro familiar que se ha vuelto cimarrón. Arón, el perro sacrificado, emerge de su tumba y sus fantasmagóricas apariciones amenazan la cordura de Ernesto y sacuden los cimientos de la familia, que queda a merced de sus impulsos salvajes”.

Afiche

 A primera vista, Vigilia parece intentar repetir la premisa en la que el retorno de un ser querido parece romper el paradigma de un lugar que parece haber quedado clavado, estático, detenido en el tiempo. Sin embargo, Julieta Ledesma, en su primera obra con ella en la silla del director, se anima a ir mucho más allá, presentándonos un largometraje que con pocos personajes y locaciones logra contar una historia, o mejor dicho un conjunto de historias de una manera muy particular, haciendo justicia al título del film.

De esta manera, si bien el personaje de Santiago parece detonar conflictos en lo que en un inicio parece una forma de vida familiar ordinaria, rutinaria y equilibrada; a medida que transcurre el film, los elementos se van revelando y transforman el relato, exponiendo una serie de matices que presentan relaciones más complejas de lo anticipado, y que evidencian conflictos dentro de la familia que se encuentran latentes, como secretos a voces entre los personajes, pero que solo son revelados al espectador como un viaje de descubrimiento a través de los subsecuentes capítulos dramáticos que componen la obra. De esta forma, el supuesto protagonista del film se vuelve en realidad parte de un relato más plural, ya que todos los choques entre personajes se vuelven relevantes en el argumento.

Es aquí donde entra el elemento que según mi opinión parece ser el que define la forma de relatar que presenta la película, y es el tema de la mirada. A través del film se presentan una gran cantidad de planos compuestos de manera que vemos a uno de los personajes observar algo, que normalmente está fuera de cuadro. Es decir, no vemos en un principio lo que ven los personajes,  sino que “vemos a los personajes ver” (particularmente con Santiago, Ernesto y Carmen). Es solo después que entramos en un terreno más subjetivo en donde se entrecruzan las percepciones de la realidad, que varían según cada uno de ellos, mostrándonos su propio y único entendimiento del entorno y de los otros personajes: éstas están cargadas de elementos propios de lo psicológico, lo onírico, y bordeando incluso lo sobrenatural. Son estas miradas las que a través de la película van definiendo las motivaciones y el accionar de cada personaje.

El montaje es de paso bastante lento, pero en favor de planos largos y bien realizados, tanto en composición como en tono y color. Y es a medida que este avanza que se van entrelazando las percepciones y los estadios psicológicos de los personajes, a través de los cuales poco a poco se terminan revelando los últimos secretos, y se llega a un fuerte desenlace como consecuencia de todo lo sucedido.

El mayor atractivo del film está entonces, en mi opinión, no necesariamente en el “qué” se cuenta, sino en el “cómo”, es decir, el relato, reflejado en cómo los protagonistas están en constante estado de observación y alerta respecto a lo que va sucediendo: cómo están, justamente, “vigilantes”.

Ficha Técnica:

ELENCO
Ernesto: OSMAR NUÑEZ

Carmen: MIRELLA PASCUAL

Santiago: PABLO RIOS

Aguirre: JORGE ROMÁN

Tessie: MARÍA INÉS SANCERNI

Directora y Guionista: JULIETA LEDESMA

Director de Fotografía: MATTHIAS FLEISCHER

Montaje: VALERIA OTHEGUY – ANA REMÓN

Dirección de Arte: JULIETA DOLINSKY

Vestuario: SANDRA FINK

Diseño de sonido: MARTÍN GRIGNASCHI

Música: RUY FOLGUERAS

Dirección de Producción: CAROLINA LUSA

Productores: IGNACIO REY – GASTON ROTHSCHILD

CoProductores: JAVIER PALLEIRO – GUILLERMO ROCAMORA

Compañías Productoras: SUDESTADA CINE SRL – SEACUATICO – IRUPE CINE

 

Leandro Melón

Deja un comentario