Entrevista con Alicia Verón y Gabriela Manildo de “Carmen la de Merimée”

Hace unos días comentamos la excelente obra Carmen La De Merimée. En esta ocasión tuvimos el placer de charlar con parte del equipo de Carmen para que nos cuenten un poco más sobre esta historia y cómo fue su trabajo en la obra. Conversamos con Alicia Verón, quien ha llevado el trabajo de dirigir esta puesta, y también pudimos hablar con Gabriela Manildo, la actriz que se pone en la piel de Carmen.

Alicia Verón

Alicia Verón en "Carmen la de Merimée"

Alicia Verón en “Carmen la de Merimée”

¿Nos puedes contar de qué va la obra?

La obra está basada en la novela corta “Carmen” de Prosper Merimée, escrita en 1835. Dino Armas hizo una adaptación de esa novela y está teñida de todo el ambiente de Sevilla. Carmen es una gitana que trabaja en una cigarrera, allí conoce a José, un militar que custodiaba la fábrica y ahí es donde a pesar de ser uno de los tantos amoríos de Carmen, se trenza una disputa entre ellos.

¿Cuál fue el motivo que los llevó a querer hacer una obra con esta historia?

¡¡Es una gran historia!! En realidad fue Dino Armas quien escribió esta obra y me dijo: “¿Por qué no hacés Carmen?”. Le dije que me la pase para leerla sin pensar que era Carmen la de Mérimée, pero cuando la leí me apasionó y me asustó porque es un desafío muy importante. Es una tarea difícil poder encontrar ese ambiente flamenco que la caracteriza, yo como entendía poco de eso tuve que acomodar mi cabeza primero, pero me encantó el desafío así que seguimos para adelante.

¿En qué versiones de Carmen se inspiraron más para realizar la obra?

Más que nada nos inspiramos en la cultura de la época, de cómo es el mundo gitano ya que es muy diferente a lo que podemos ver. La novela ayudó mucho y también nos guiamos por el texto de Dino porque es muy explícito y la dramaturgia está bien hecha. No nos guiamos ni por la ópera ni por la película, nos metimos en ese mundo mediante la investigación, metiéndonos en la piel de ellos para ser gitanos.

¿Qué opinas sobre los actores de la obra?

Son maravillosos, fue una búsqueda dura al principio porque hubo otro elenco con el que comenzábamos a trabajar, pero algunos no daban con el perfil de lo que estábamos buscando y otros se fueron desmotivando creyendo que esto no iba a llegar a un fin y entonces se bajaron. Recién en septiembre del año pasado pudimos arrancar y lo hicimos sin parar, con muchas ganas y salió esto que podemos ver en escena.

¿Cómo ves la situación del teatro independiente en la actualidad? ¿Y qué hace falta para que un proyecto pueda seguir adelante?

Este fue un año muy difícil, las salas están llenando generalmente un 20% de su totalidad por eso hacen falta incentivos, más ayuda del proteatro. Aunque también parece que la situación se viene acomodando o la gente está sacando sus miedos y se está acercando. Hay muchos descuentos que permiten que la gente venga, aunque no quita que hace falta más ayuda desde el Gobierno para fomentar el interés por el teatro y la cultura en general.

—–

Gabriela Manildo

cin

Gabriela Manildo en “Carmen la de Merimée”

¿Nos puedes dar detalles de cómo es tu personaje?

Carmen es tremenda, es una mujer que ha pasado por muchas cosas en la vida y tiene un resentimiento particular para con los hombres, pero lo que más la caracteriza es que es gitana. Tiene esa cosa que viene de su cultura, no es pudorosa, realmente no le tiene miedo a nada y es un alma libre. También es muy seductora, le gusta transgredir y ser vista, pero lo que mas me sirve saber para trabajar con Carmen es que es una mujer brava, muy brava..

¿Cuáles son los atributos que posee Carmen? ¿En cuáles te puedes identificar?

Ella es un poco distinta a mí, puede que uno al trabajar se acerque al personaje pero en sí no tenemos muchas cosas en común, quizás nos identifiquemos en que ambas nos llevamos por lo que realmente nos gusta y vamos por lo que queremos aunque utilizamos distintos métodos para llegar a ello, ya que ella puede ser un poco más violenta y altiva y yo lo manejo con mucha tranquilidad. Los atributos de Carmen son muchos, lo más notable es que ella siempre tiene las de ganar, siempre sabe que va a tener toda la razón ella aunque no la tenga y quizás es algo que tenga en común con ella.

¿Qué opinas sobre la historia en la que se basa la obra? ¿Y qué sabías sobre ella?

Lo más cercano que tenía de Carmen era el ballet, que era con la música de la ópera, cuando Alicia me llamó para proponerme hacer Carmen me tenté y al preguntarme si conocía la ópera ya me imaginé que tendría que cantar y para eso no estaba. Resulta que también estaba la novela, cuando la leí me encantó, como actriz me parece increíble poder representar otra época y que esté contada desde una historia real me sedujo bastante. Esta en realidad es la historia de José, donde Carmen es el conflicto de la historia, pero él es el hilo conductor que lleva a la narración de la obra.

¿Cómo fue tu preparación para la representación de un personaje perteneciente a la cultura gitana?

Fue mucho laburo porque yo no tengo descendencia española, no entiendo nada de español y tampoco me había interesado en ello en su momento. Cuando me llegó el proyecto de Carmen me puse a investigar, me ha ayudado mucho trabajar desde la danza para entrar en el cuerpo de esta gitana y también agradezco a Pepa quien colaboró para que podamos mejorar en cuanto a la voz y la dicción. El tema vocal era complejo por las distintas tonadas españolas, Carmen es andaluza, José es navarro y son diferentes vocablos. El vestuario me ha ayudado mucho, ya que mi fisonomía no es española pero desde ahí hemos buscado cosas para poder empatizar con ese look español y buscar la forma de colocarme en el cuerpo y la voz de Carmen.

¿Qué opinas sobre los demás actores de la obra y el resto del equipo de Carmen?

Los amo, yo entré a la obra por Elena (que hace de gitana vieja) con quien trabajé en otra obra, ella le da el toque de humor y es realmente muy buena en lo que hace porque tiene mucha ductilidad con el público. Luego está Jorge que hace de García, él es tremendo, personalmente es como un oso adorable pero luego lo ves en escena, lo escuchas con esa fuerte voz y da miedo. Francisco Maldonado hace de Próspero, del torero y el cabo, que tiene papeles tan diferentes así que tenemos interacciones distintas y es un placer trabajar con él porque también está dispuesto a que le propongas cosas distintas. Luna, que hace de la cigarrera es una de mis mejores amigas, me he divertido mucho con ella y la escena que tenemos es una de las mejores logradas gracias el feeling que tengo con Luna. Por último está Rodrigo, que para mí él es la obra, considero que no soy la Carmen que soy si no tuviera al José que es él porque logra llevar la obra con su actuación, y que para mí es el mejor actor en la obra.

¿Por qué la gente debería ver Carmen la de Merimée?

Porque es todo, la gente debería ver esta obra no solo por ser un clásico sino porque logra llenarte el alma, es una hora donde pasa mucho y parece que no va a alcanzar el tiempo para que pase lo que tenga que pasar. Está tan bien ensamblado que no te aburre y te entretiene. Es una obra que sucede y que transita, a la gente que invito a ver la obra les digo que vengan porque es como un lapso en el tiempo, entras y te aislas por un tiempo estando dentro de Sevilla y te permite por un tiempo vivir otra realidad, ese es uno de los objetivos que busca una obra de teatro. La dramaturgia de Dino es impecable, es una obra que te llena los sentidos, es hermosa, muy cautivadora y te dan ganas de saber más por ser una historia verídica, simplemente es hermosa.

 

Muchas gracias a Alicia Verón y a Gabriela Manildo por charlas con nosotros!

Daniel Alvarez

Deja un comentario