Filomena Marturano, disputas en el living

| BUENOS AIRES |

Luego del gran éxito que tuvo durante el 2016, la adaptación argentina de la obra Filomena Marturano, vuelve este año al Teatro 25 de Mayo con la actuación de Claudia Lapacó, galardonada con un Premio ACE como Mejor Actriz Protagónica de Comedia por este papel, y Antonio Grimau.

Allí por la década del ’40, el escritor italiano Eduardo De Fellipo se encontró con una Italia devastada por la Segunda Guerra Mundial y, ante la urgencia de contar historias carnales y terrenas que estén más acorde a la situación de aquella época, crea esta pieza teatral situada en la postguerra.

filomena_e_hijos_2017

A pesar de los años que alejan a esta versión, de aquel periodo de producción que la vio nacer en 1946, de alguna manera, esta continúa exponiendo con humor el discurso patriarcal contemporáneo y los dramas familiares, permitiendo esclarecer los tabúes aún presentes con respecto a la prostitución. Lo cual le da la oportunidad, al personaje interpretado por Claudia Lapacó, de encarnar un instrumento social que dé voz al empoderamiento de la mujer.

De tal manera, se presenta la obra, llevada a cabo en un cuadro (el living de Don Doménico Soriano), junto a una serie de elementos que intensifican su carácter realista: la eliminación de la norma de “no dar la espalda al público”, la construcción de un escenario de medio cajón y el decorado con inmobiliario real de la época.

A Filomena Marturano (Lapacó), la pobreza la ha llevado hacia la prostitución. Pero el anhelo de darles una familia a sus tres hijos no reconocidos (Talo Silveyra, Ignacio Pérez Cortés y Luciano Correa), hará que Marturano cuestione las clases sociales y sus prejuicios, al intentar casarse con Soriano (Antonio Grimau), un hombre adinerado, con el cual ha compartido concubinato durante las últimas tres décadas.

Este es el retrato de un evento en particular que arrastra la carga, emocional y física, de 30 años en silencio, esperando el momento indicado para presentarse ante estos jóvenes adultos como su madre.

Este personaje, creado por De Fellipo, sin duda evoca a una mujer fuerte y controversial, que lucha con carácter por sus hijos sin importar los estandartes castradores de una sociedad convencional.

Por un lado, muestra la fortaleza y el sacrificio de una madre que busca asegurar el futuro de sus hijos, rompiendo con su condición socio-cultural y económica; y por otro, propone un vínculo necesario entre la felicidad y un cierto malestar, cuando dice “no se puede llorar por algo que no se conoce”, lo que da a conocer las creencias que rigen a Marturano y la complejidad de su pasado, al asociar a toda experiencia positiva con el devenir de una angustia inminente.

En otras palabras, la obra puede apreciarse desde varios aspectos, gracias a los diversos niveles de sentido que operan en su argumento y a su gran elenco, capaz de interpretar, con claridad y humor, esta historia visceral.

FICHA TÉCNICA Y ARTÍSTICA:

AUTORÍA: Eduardo de Filippo

VERSIÓN: Dany Mañas

DIRECCIÓN: Helena Tritek

PRODUCCIÓN GENERAL: Dany Mañas

DIRECCIÓN DE PRODUCCIÓN: Roni Isola

ELENCO: Claudia Lapacó, Antonio Grimau, Talo Silveyra, Ignacio Pérez Cortés, Luciano Correa, Milagros Almeida, Hernán Jiménez y María Rojí

ESCENOGRAFÍA: Eugenio Zanetti

ARREGLOS Y DIRECCIÓN VOCAL: Matías Ibarra

DISEÑO DE LUCES: Gisela Marchetti

COORDINACIÓN DE VESTUARIO Y AMBIENTACIÓN: Dany Mañas

MONTAJE Y REALIZACIÓN DE ESCENOGRAFÍA: Didac Estudio

DISEÑO GRÁFICO: Lucila Gejtman

PRENSA Y COMUNICACIÓN: Marcelo Boccia, Carlos Mazalan, Ariel Zappone para BMZ Comunicaciones

Funciones de miércoles a viernes a las 20 hs, sábados 20 y 22 hs, domingos 19 hs en el TEATRO 25 DE MAYO (Av. Triunvirato 4444). Entradas en Boletería de 11 a 21 hs o a través de Alternativa Teatral.

Camila Stehling

Deja un comentario