Relato: En solo unos segundos

Fueron unos segundos hasta que todo terminó.

Ocurrió muy rápido, en casi un suspiro, de repente sentí el frío y húmedo acero recorriendo mi cuerpo. No hubo dolor aunque el líquido mortal campaba a sus anchas por mi flagelado cuerpo.

Proferí un grito desgarrador, al tiempo que mis manos se enfrentaron violentamente contra él, en poco tiempo pude vencerle, pude girar el monomando de la ducha a una posición más cálida.

Óscar Encarnación

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.