Reseña: Por trece razones (Capítulo 2)

Hanna Baker es la protagonista de esta historia. Ella era una estudiante de la secundaria que se suicidó, y tras ese acontecimiento desagradable y triste, les van llegando unas cintas de audio a gente que la conocía. Más bien a gente que tenía que ver con los motivos de su muerte. 13 cintas, 13 motivos.

En el primer capítulo se nos presenta a un amigo Clay Jensen, quien también recibe las cintas. El trabajaba con ella en los cines e iban al mismo instituto. En el segundo capítulo, Clay avanza con las cintas y va averiguando algunas de las personas que también escucharon a su amiga. Porque eran amigos, sí.

Se supone que lo que Hanna dice en las cintas era la verdad, pero a Clay le dicen lo contrario. Y el ya no sabe que pensar. ¿Por qué motivo iba a mentir una persona que se quería suicidar? En mi opinión creo que lo de las cintas es verdad, y que detrás de esas mentiras de los que eran amigos de Hanna hay algo terrible que le hicieron a su amiga.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.