Crítica: Creed. La leyenda de Rocky

Ryan Coogler dirige este spin-off de la saga de Rocky protagonizada por Sylvester Stallone -que participa también como productor- y que tiene a este como uno de los protagonistas junto al joven Michael B. Jordan.

Sinopsis

Adonis Johnson no llegó a conocer a su padre, el campeón del mundo de los pesos pesados Apollo Creed, que falleció antes de que él naciera. Sin embargo, nadie puede negar que lleva el boxeo en la sangre, por lo que pone rumbo a Philadelphia, el lugar en el que se celebró el legendario combate entre su padre y Rocky Balboa. Una vez allí, Adonis busca a Rocky y le pide que sea su entrenador. A pesar de que este insiste en que ya ha dejado ese mundo para siempre, Rocky ve en Adonis la fuerza y determinación que tenía su enconado rival, y que terminó por convertirse en su mejor amigo. Finalmente, acepta entrenarle a pesar de estar librando su propio combate contra un rival más letal que cualquiera a los que se enfrentó en el cuadrilátero.

Crítica

A pesar de que el rol del personaje de Rocky Balboa cambia en este spin-off, sigue teniendo un papel muy importante en la historia. Sigue leyendo