Crítica: Un mundo perfecto (A perfect world)

Destacado

Clint Eastwood dirige Un mundo perfecto (A perfect world), película estrenada en el año 1993 y que cuenta en el reparto con Kevin Costner, entre otros. Ambientada en Texas en 1963, cuenta la historia de Butch Haynes, un preso que con ayuda de otro compañero huyen de la carcel y tienen que tomar como rehén a un niño de 8 años, Philip, hijo menor de una familia formada por sus dos hermanas y su madre que son testigos de Jehová.

La relación de este chico como rehén con su secuestrador es muy peculiar. Detrás de Butch se esconde y se presenta a una persona con un pasado doloroso, con una madre puta y un padre del que conserva únicamente una postal de Alaska. El joven Philip, que se muestra cohibido al principio de la película en presencia de su familia, se empieza a soltar hablando con su socio fugitivo.

Sigue leyendo