Todo sobre Margo: Lluvia y arcoíris

Todos los sábados a las 23:30hs en el Teatro Buenos Aires

“Aquí me tienes mirándote, chica”

Casablanca

Un camarín, un detrás de escena; un espacio recurrente que dará lugar a la acción dramática. Con entradas y salidas se irá produciendo el paso del tiempo, y con él, el relato. Lluvia y arcoíris cuenta la apasionada vida de Margo y lo que le sucede durante un periodo de tiempo determinado, la llegada de Tim. De esta manera, se generan situaciones que problematizarán su existencia como ella se la plantea, es decir, como un melodrama.

lluvia-y-arcoiris-elenco-11-300x200Lluvia y arcoíris da cuenta de lo que le acontece a un personaje propio del melodrama; Margo vive por su espectáculo, sus admiradores y su apariencia. A su vez, Margo va a contar con un afán cinematográfico sin igual, es decir, va a conformar las declaraciones de su vida a partir de grandes títulos de Hollywood, los cuales ella admira, aportando una línea meta ficcional al relato.

Con su afán estético y textual recurrente, ella busca ser el personaje melodramático por excelencia; ese que siempre observó y anheló. Margo, al mismo tiempo, también representa una forma de encarar el amor y la sexualidad, evadiendo el compromiso y todo lo que implique una relación. A su vez, añora los encuentros fugaces y casuales, en contraposición a su compinche Norman. Sin embargo, toda esta construcción que tiene Margo para sí misma se va a ir derrumbando y transfigurando a medida que sucedan los hechos, y sobre todo, la aparición de un joven veinteañero. Es de esta manera que todo lo que ella creyó se va a ir poniendo a prueba constantemente a lo largo de la obra.

Luis Podestá se pone en la piel de Margo. El actor logra construir un personaje que es todo el tiempo su propia puesta en escena, desde lo estético hasta lo verbal. De esta manera, se observa la aspiración de Margo por ser ese personaje melodramático, esa diva constante, sin importar qué le sucede. Luis Podestá logra componer un personaje integro y etéreo que responde al correr de la narración. Es entonces que su interpretación con constantes guiños humorísticos y muestras de histrionismo sin parar hacen fluir de manera placentera la acción dramática.

La puesta que simula el camarín del París Café es un lugar prominente donde los personajes encuentran su acción; sencillo y bien construido, funciona perfectamente con la trama teatral. Este mismo lugar, y a través del vestuario, da cuenta del paso del tiempo y de todo lo que les va a suceder a estos personajes. Asimismo, las cortinas musicales aportan al sentimentalismo que se va construyendo a la par de lo que le ocurre a Margo aportando a la construcción de la temporalidad y los hechos.

La última escena de Lluvia y arcoíris, culmina la obra reafirmando el carácter melodramático de Margo. La melodía reafirma el hecho que, sin importar lo que suceda, ella siempre será una diva; una diva como las que admira. Pero no solo eso, sino que ella siempre seguirá eligiendo ser lo que una vez soñó y observó, convirtiéndose ella misma en una diva propia de admiración.

Ficha técnico artística

Autoría: Gabriel Patolsky

Actúan: Diego Creavacuore, Luis Podestá, Federico Prado

Música: Gaby Goldman

Dirección: Marcelo Roitman

Producción: Marcelo Roitman y Gabriel Patolsky

Vestuario: Luis Podestá

Dirección de Arte: Maria Maidana Corpus

Julieta Abella

Deja un comentario