Vértigo, un proyecto diferente y divertido

| BUENOS AIRES |

be408-v__rtigo2b-2bfotografa2bdaniela2bcascante2b2528425291

El teatro independiente es fundamental para la difusión artística, además de ser un trabajo que se realiza con gran esfuerzo entre sus artistas y colaboradores, este permite que se puedan tomar atrevimientos y poder experimentar con cosas nuevas. El clown (que significa payaso en ingles) es una técnica que se construye a partir de las emociones y que permiten que estas afloren para la construcción de un personaje. Esta técnica actualmente es utilizada como herramienta para contar una historia de una manera distinta, rompiendo las barreras entre el público y los personajes, existiendo una conexión entre ellos. Dicho esto, he tenido el placer de asistir a la función de Vértigo de Marcelo Katz, un espectáculo distinto a lo que se está acostumbrado a ver en teatro.

“11 navegantes a la mar.
8 clowns, 2 músicos y 1 capitán, cual navegantes de épocas remotas, se lanzan a atravesar las aguas inciertas y peligrosas de un viaje sin mapas.
Dejarán atrás las fronteras conocidas y enfrentarán los peligros del vacío, de la improvisación y del fracaso.
Sin guion ni ideas previas, dejarán los muelles navegando junto al público hacia el territorio de la risa y la emoción.
El capitán, atento a las reacciones del público, virará el timón, izará y bajará las velas que permitan tomar los vientos más intensos para llegar a un destino siempre inédito”.

Vértigo es una obra que parte de la nada, que busca explorar el espacio y público para encontrar el camino para recorrer. Su director, quien ocupa un lugar en medio del público, se pone a dirigir el rumbo de los actores según las reacciones del publico. Este ha sido un acierto, ya que la gente que asiste a la función forma parte de la historia que se va a contar, y que con su atención tiene el poder de controlar a los personajes y destacar a quienes más les interese.

En mi opinión, este experimento podría haber sido un completo desastre, tal como lo aclara su director antes de empezar la obra, quien también nos dice que pueden surgir cosas interesantes y que ese es su objetivo. Esto se ha cumplido gracias al talento de los actores que ponen el cuerpo a la improvisación y que han sabido ingeniarse para seguir las órdenes del capitán junto a las reacciones del público. Aunque su comienzo fue lento al intentar buscar su recorrido, en general se han presentado situaciones muy divertidas, en particular, una reflexión final muy interesante que fue provocada por el jugueteo e interrupción de un niño en la sala que le ha dado un buen broche final al espectáculo.

Vértigo es un proyecto diferente y divertido, una buena opción para acercarse al teatro clown que es una técnica muy interesante para ver y explorar. Sus integrantes tienen el talento para llevar a flote este barco en el que vendrán distintos rumbos en cada función y que de seguro les brindarán cosas interesantes a los nuevos espectadores.

Calificación 7.5/10

Funciones: Jueves 21 hs en Espacio Aguirre (Aguirre 1270, CABA). Reservas al 4784-1905

Daniel Álvarez

Deja un comentario